Comercio. Mañana se inicia una de las ferias más importantes del país asiático: Canton, en la que participarán más de 24.000 expositores. Algo que en los últimos años ha causado gran expectativa entre cientos y hasta miles de bolivianos es viajar a China para invertir su capital en la importación de todo tipo de productos, un desafío riesgoso con el que pueden obtener cuantiosas ganancias o frustrar sus anhelos de mejores días. Pero ¿por qué ir hasta el otro lado del mundo para obtener más ingresos?, ¿qué es lo que hace atractivo a ese mercado para los connacionales? En esta edición, El Financiero realiza una aproximación a los pros y contras de la conquista del mercado asiático por parte de los bolivianos. El empresario cochabambino Cristhian Jiménez, que viaja desde hace varios años a la República Popular, comparte algunos de los secretos del comercio con China, un país con gran tecnología e inmensa capacidad productiva que está cerca de ser, si no es ya, la primera economía del mundo. “Como es un país avanzado se encuentran cosas mucho más baratas y de distinta calidad”, refiere. La adquisición de productos en esa nación para su posterior venta en Bolivia puede generar, depen...